descarga (2)

Behavioral Finance

Behavioral Finance

Es la rama de las finanzas dedicada a estudiar el ¿porqué? de nuestras decisiones financieras, los factores que las afectan y los procesos mentales que llevan a cabo los inversionistas que participan en los mercados financieros. Con el objetivo de reducir errores en la toma de decisiones y obtener mejores resultados.

Actualmente existen ciertos sesgos mentales en los marcos de pensamiento tradicionales de las personas. Un sesgo o error mental generalmente surge mediante un marco de pensamiento instintivo, emocional o reactivo, lo que conlleva a una mala toma de decisiones. Como inversionistas de valor debemos estar conscientes de su existencia para no caer en ellos. Idealmente una decisión debe ser evaluada mediante un proceso mental totalmente racional.

“Una decisión no puede ser juzgada por su resultado, sino por el proceso mental por el cual se llevo a cabo."

Un error cognitivo muy común es el Behavioral gap, el cual consiste es la inhabilidad de predecir hoy nuestro propio comportamiento en el futuro cuando la situación involucra un alto grado emocional. El “Behavioral Gap” es la diferencia que tendría tu comportamiento cuando participas en algún simulacro de incendio y la reacción que tendrías en una situación real de peligro.

¿Crees que actuarías igual en ambos casos?

Este tipo de acontecimientos muy probablemente se repetirán en múltiples ocasiones con diferentes factores y diferentes niveles de intensidad emocional durante nuestras vidas como inversionistas.

También es esencial comprender que el mercado de valores está para servirte y no para instruirte. La mayoría de las fluctuaciones que vemos diariamente en los precios de las acciones no tienen relación con acontecimientos o el desempeño de la empresa/acción en cuestión.

Es por eso que es de gran importancia estar preparado para ciertas situaciones que puedan provocar estrés o emociones fuertes y así poder evitar tomar decisiones poco inteligentes de manera reactiva. Un buen desarrollo en tu inteligencia emocional te ayudara a tener la sabiduría y fortaleza para poder comprar cuando todos venden, y vender cuando todos compran. Toda decisión de compra o venta debe ser tomada es un estado de tranquilidad y mediante un marco de pensamiento racional.

No es ninguna coincidencia que el Value Investing sea la filosofía de inversión que ha obtenido los mejores resultados en el largo plazo de manera sostenible. Esto solo se logra mediante un riguroso apego a sus principios y valores fundamentales.

 


 
descarga (1)

Lo Mas Importante

Lo Mas Importante

Lo Mas Importante

Howard Marks, Fundador de Oaktree Capital Management habla sobre como el éxito en las inversiones requiere de atención a muchos aspectos, todos al mismo tiempo. Si omites uno, el resultado muy probablemente no será satisfactorio.

Lo más importante de todo es la relación entre precio y valor.

Para un inversionista de valor, el punto de inicio debe ser siempre el precio. Se ha demostrado numerosas veces que ningún tipo de activo es tan excepcional como para no convertirse en una pésima inversión si se compra a un precio demasiado alto. Así mismo hay muy pocos activos tan malos como para no ser una excelente inversión si son comprados lo suficientemente baratos.

Ningún tipo de activo o inversión garantiza un buen rendimiento. Solo es atractivo si el precio es lo suficientemente bajo. No existe una buena idea de inversión sin considerar el precio.

Un estimado confiable con fundamentos sólidos del valor intrínseco es esencial.

Para los inversionistas de valor, un activo apto para invertir objeto debe tener un valor intrínseco capaz de ser calculado. Una inversión inteligente tiene que ser sustentada por estimados confiables de su valor intrínseco. Esos estimados deben de analizarserigurosa y detalladamente, basados en toda la información que hay disponible. El nivel de confianza del estimado tiene que ser alto y tener cimientos solidos.

SI no hay convicción, una caída en el precio del activo puede debilitar la fe que el inversionista tiene en su estimado y privarlo de comprar aun mas, o incluso hacer que venda a precios deprimidos, cuando un menor precio debería hacer que incremente su posición. Una aumento de precio, debería hacer que el inversionista analice la posibilidad de vender, no obstante constantemente esa alza en el precio puede seducirlo a subir su precio objetivo estimado y posiblemente comprar mas a un mayor precio.

Quizás te preguntes de vez en cuando acerca de porque tu asesor exhibe ese alto nivel de confianza en sus convicciones de inversión. Pero ten en mente que las inversionistas mas rentables son no convencionales, y mantener posiciones no convencionales puede ser solitario. Cuando basado en tu análisis compras algo a un precio muy barato y el precio cae aun mas, se requiere un ego y una confianza muy fuerte para concluir que el que esta en lo correcto eres tu y no el mercado.

Sin embargo mas vale que ese estimado sea correcto. Pocas cosas son más peligrosas que una opinión incorrecta mantenida con convicción hasta el extremo.

Invertir defensivamente es crucial.

Si evitamos a los perdedores, los ganadores harán el trabajo por si solos. Invertir defensivamente puede privarte de invertir en activos que están de moda en los cuales muchos inversionistas han hecho fortunas y siguen inflándose en precio.

Los ingredientes para invertir defensivamente son:

  1. Insistir en un valor intrínseco solido y medible a un precio muy barato.
  2. Diversificar en tus mejores ideas y no sobre concentrar.
  3. Evitar confiar en predicciones macroeconómicas.

Warren Buffett constantemente hace énfasis en el “Margen de Seguridad”. No debes pagar precios altos que presupongan y dependan de que todo salga bien en un futuro. Los precios que se deben pagar tienen que ser lo suficientemente bajos para generar una ganancia o al menos evitar una perdida si algo sale mal.

Invertir defensivamente de manera simple significa invertir con escepticismo! Preocúpate por la posibilidad de perder. Preocúpate porque seguro hay algo que no sabes. Preocúpate porque puedes tomar muy buenas decisiones pero aun así ser afectado por malas suerte. Si inviertes preocupado; tendrás tu guardia en alto y estarás alerta; insistiendo así en altos márgenes de seguridad que aumentan tu probabilidad de que tu portafolio este preparado si algo sale mal. Y si nada sale mal, seguro los ganadores harán el trabajo por si solo.

Es importante evitar los malos años. Hay épocas en las que es esencial ganarle al mercado, y es en los tiempos difíciles. Como no sabemos cuando van a llegar esos años malos, debemos invertir defensivamente.

Debes aceptar que tu conocimiento sobre el futuro macroeconómico es limitado.

Invertir significa lidiar con el futuro. Seria genial poder ver el futuro y predecir la economía y los mercados, muchos inversionistas actúan como si pudieran adivinarlo. Miles de economistas están dispuestos a decir que nos espera en el futuro. Pero su record indica que sus predicciones constantemente son incorrectas. No hay muchas personas que sepan mas que el consenso (el promedio) sobre el futuro de la economía y los mercados. Los mercados nunca dejaran de sorprender.

Si logras comprender que en su mayoría el futuro es impredecible, invertirás defensivamente tratando de evitar perdidas en lugar de maximizar ganancias.

Es esencial tener presente el punto del ciclo económico en el que te encuentras.

No podemos olvidar que es imposible evitar los ciclos. La economía y los temas de clase mundial se comportan cíclicamente. También el desempeño corporativo de las compañías. Hasta el clima y las estaciones del año son regidas por un ciclo.

Las reacciones de los participantes del mercado hacia estos sucesos fluctúan también de manera cíclica. Consecuentemente cuando los fundamentales de las compañías están en el extremo de un ciclo: Las reacciones de los participantes del mercado hacia estos sucesostienden a fluctuar de manera exagerada.

Por ejemplo cuando el ambiente económico es positivo y las utilidades son elevadas, los inversionistas se sienten bien y tienden a elevar los precios de los activos muy por encima de su valor intrínseco. Por otro lado, cuando los acontecimientos son negativos, los inversionistas entran en pánico y sobre venden los activos hasta llevarlos a precios de rebaja.

Ignorar los ciclos y extrapolar tendencias en el futuro es de lo mas peligroso que un inversionista puede hacer.

Por definición el comportamiento de un inversionista de valor debe ser contrario.

Debido a la fluctuación de ambos: los fundamentales y el comportamiento de los inversionistas, hay veces que los activos se venden a precios muy bajos y otras veces a precios muy altos. Una técnica que funciona bien es invertir en activos que no están pasando por un buen momento, o no están de moda.

Aunque los inversionistas no parecen comprender esto, no debería ser difícil de entender. Solo los activos que no son populares pueden estar realmente baratos. Aquellos que están de moda seguramente estarán muy caros.

Comprar a precios bajos de accionistas deprimidos en una época en la que el desempeño corporativo no es el mejor es una excelente estrategia. Esto no significa que la inversión esta disponible a un precio lo suficientemente bajo, pero la menos hay una muy baja probabilidad de que esta sobrevaluado.

Lo más importante es entender las implicaciones de la eficiencia del mercado.

Algunos mercados son bastante eficientes, lo que significa que el conjunto de acciones informadas de los inversionistas tiende a hacer que los activos de dichos mercados se vendan a un precio justo. De tal manera que los retornos potenciales son justos de acuerdo al riesgo que conllevan. Claramente, si los activos están preciados de manera correcta, es difícil encontrar gangas. En mercados eficientes pocos inversionistas son capaces de superar al promedio. Pero también existen mercados relativamente ineficientes. En estos mercados, quizá la información no ha sido diseminada lo suficiente; los inversionistas pueden no ser objetivos, no tener la experiencia necesaria, o estar actuando bajo un marco de pensamiento totalmente irracional. Bajo estas circunstancias los precios de los pueden estar muy alejados de su valor real, relativamente al riesgo que conllevan.

La teoría moderna de las finanzas afirma que se necesitan rendimientos potenciales para atraer inversionistas a inversiones de mayor riesgo, supone que el riesgo y el retorno esperado tienen que estar correlacionados de manera positiva.

También afirma que como los inversionistas no pueden superar al mercado a través de un manejo activo de su portafolio, la única manera de incrementar sus rendimientos potenciales es aceptando mas riesgo. Esto hace gran sentido en mercados que si son totalmente eficientes.

De igual manera sobresalta una cualidad muy atractiva de los mercados menos eficientes: el riesgo y el retorno potencial no están perfectamente correlacionados. Por lo tanto en mercados ineficientes, un “bajo riesgo” no significa bajo rendimiento. De hecho, bajo riesgo y alto rendimientos van de la mano, si inviertes a un precio lo suficientemente bajo. Finalmente las mejores y mas seguras ganancias se encuentran afuera de lo convencional no adentro.

Es importante ser escépticos del apalancamiento.

Invertir apalancado o con deuda, incrementa el rendimiento potencial y también el riesgo potencial. No hay nada mágico acerca del apalancamiento. Incrementa tu potencial de ganancia, y reduce o elimina tu margen de seguridad. El apalancamiento es solo una aplicación de un dicho de Las Vegas:

 “ Entre mas apuestes mas ganas cuando ganas...”

La gente omite :

“… y mas pierdes cuando pierdes”

Como dice Warren Buffett: “ Es algo muy triste. Puedes tener un asesor cuya habilidad para superar al mercado es increíble, pero tiene una debilidad; quizá es el alcohol, quizá es susceptible a una oportunidad de dinero fácil y es esa debilidad la que te arruina." Frecuentemente en los mercados financieros, la debilidad es el apalancamiento. Es importantísimo reconocer el impacto de factores que no están bajo nuestro control.

Muy pocos de los resultados a corto plazo están bajo nuestro control. El precio de un activo tiende a ser atraído magnéticamente a su valor real.. en el largo plazo. En el corto plazo los precios se determinan por el sentimiento generalizado de los inversionistas o el mercado.

Construimos portafolios basados en estimados de valor intrínseco y los hechos que creemos se realizaran. Es esencial recordar que el hecho de que algo sea muy probable no significa que pase, y también algo que paso no necesariamente significa que no era improbable.

La grandeza inversionista, si es alcanzada, debe tener su origen enlas personas. Invertir es un arte, no una ciencia, y pocas personas pueden dominar ese arte.